domingo, 26 de febrero de 2017

Finalizan la vuelta al mundo embarcándose en Pescaturismo

Pescaturismo Mallorca Los turistas disfrutan seleccionando el pescado durante la excursión
Rudi disfrutó seleccionando el pescado.
Rudi y Andrea Kiener han dado la vuelta al mundo con su barco de vela de 9 metros durante un año, cruzado el Atlántico en cuatro ocasiones en travesías de 22 días sin tocar tierra, afrontado monzones en el oceáno Indico, olas de 9 metros en el Pacífico, huracanes en el Caribe, sobrevivido a los piratas en el Cuerno de Africa... pero para estos experimentadisimos navegantes quedaba un sueño por cumplir: Compartir y vivir una auténtica excursión de pesca en Mallorca con los otros lobos de mar, los pescadores profesionales de Pescaturismo.
Es noche cerrada cuando este matrimonio austriaco de vacaciones en Mallorca y entrados en los 50, llega al puerto pesquero de Palma dispuestos a vivir su gran aventura y ver cumplido el sueño que tanto tiempo llevan persiguiendo. Es su particular forma de dar, ahora sí, por finalizada su vuelta al mundo. Durante sus numerosas travesías han intentado en múltiples ocasiones embarcarse en alguno de los miles de barcos de pesca con los que se habían cruzado y en todos esos años jamás lo lograron.

Pescaturismo Mallorca Salida del puerto de Palma
La salida del puerto de Palma es un momento mágico
Rudi, cámara de fotos en mano, no pierde detalle. Quiere inmortalizar cada momento... Siguen los saludos y abrazos con la tripulación del Arnauimarc. Tienen doce horas por delante. Ahora es el momento de disfrutar de la Catedral de Mallorca, del Castillo de Bellver... todo envuelto en un cielo iluminado por una luna llena espectacular, mientras el Arnauimarc va dejando atrás la Bahía de Palma.

Un café para entrar en calor en el puente de mando es la excusa perfecta para que las preguntas se sucedan como un torrente. Manolo Andreu, el patrón del Arnauimarc con 40 años de experiencia, les explica uno por uno los ordenadores de abordo: el sónar, el que marca históricamente todas las rutas, la temperatura del mar, la sonda de profundidad... mientras las pantallas alertan hasta de las localizaciones exactas de los pecios hundidos.

Pescaturismo Mallorca Avistamiento de aves en las excursiones
Andrea quedó sorprendida por el gran número de aves que encontraron.
Rudi y Andrea mientras apuran el café apuntan que durante su vuelta al mundo solo se guiaban por un sextante con apenas tres horas seguidas para dormir, puesto que tenían que hacer turnos de vigilancia, y a pesar de eso casi estuvieron a punto de chocar con un Transatlántico, relatan aún sorprendidos de que por azar se cruzaran con un barco de tales dimensiones en la inmensidad del Atlántico y a 600 millas de la costa más cercana. Se van sucediendo las historias entre pescadores y los dos aventureros. Las veces que todos ellos han tenido que afrontar vías de aguas en sus barcos... Es en este momento cuando va naciendo una profunda y recíproca admiración.

Pescaturismo Mallorca Los turistas fotografían cada momento de la excursión
Los turistas de Pescaturismo querían inmortalizar cada momento.
Ya despunta la mañana cuando se izan las redes por primera vez. El matrimonio Kiner sigue las operaciones sin pestañear. Esperan con ansiedad el que se abran las redes y poder sumarse a la tripulación en la tarea de seleccionar las capturas. Quieren vivir como un pescador más. Por sus manos pasan cangrejos, gallos, pulpos, calamares, salmonetes... mientras Manolo les cuenta que hace una semana sacaron un tiburón de 4 metros y lo peligroso que fue el devolverlo al mar vivo. Rudi se interesa por cada detalle de la historia sin dejar de clasificar el pescado, y entretanto Andrea, cepillo y manguera en mano, va baldeando la cubierta. Los dos sonríen con miradas de complicidad. Están viviendo su sueño... Ahora ya son dos miembros más de la tripulación del Arnauimarc.

Pescaturismo Mallorca Los turistas son dos miembros más de la tripulación
Andrea y Rudi, dos miembros más de la tripulación de Pescaturismo.
Llega el momento de reponer fuerzas. Guillermo,  de 52 años y embarcado desde los 18, es otro lobo de mar. Este nieto e hijo de pescadores es el cocinero del barco. Salmonetes aún vivos y calamares a la plancha acompañados de un pa amb oli para desayunar. Los pescadores se suman a la mesa y de nuevo se intercambian entre todos historias de esas que solo han vivido los hombres y mujeres curtidos en mil batallas con el mar, como son Manolo, Juanito, Guillermo y Fernando, los cuatro marineros del Arnauimarc.

Pescaturismo Mallorca turistas trabajan con los pescadores
Rudi y Andrea cumplieron su sueño de ser un pescador más.
Rudi y Andrea quieren saber todo sobre la pesca. Ahora son Guillermo y Juanito, otro hombre de la mar que se embarcó por primera vez cuando tenía doce años con su padre, también pescador, los encargados de saciar la curiosidad de sus dos nuevos compañeros. Había un asunto que llevaba intrigado a Rudi desde hacía años y ahora era la oportunidad de resolverlo:

Pescaturismo Mallorca Los turistas charlan con los pecadores durante la excursión
Andrea y Rudi charlan con Juanito
Rudi narra que durante su vuelta al mundo en varias ocasiones los atunes golpeaban el casco del velero. "¿A vosotros también os pasa? pregunta Rudi a Guillermo y Juanito. "Los atunes buscan la sombra por eso golpean los cascos de los barcos", responden los pescadores, que no hay secreto del mar que no conozcan. Andrea añade que una vez un atún quedó atrapado en el curricán con el que pescaban, pero pesaba tanto que, como no iban a poder subirlo a bordo, decidieron dejarlo libre. "Buena decisión", interrumpe Juanito. "Si le hubieras disparado con el arpón y herido, el atún habría nadado hacia el fondo y te habría arrastrado hacia abajo" .

Pescaturismo Mallorca un auténtico arroz marinero en las excursiones
Andrea y Rudi calificaron el arroz marinero de "increíble"
Entre historias y hazañas de pesca la mañana pasa en un suspiro y llega uno de los momentos más esperados de la jornada: El festín gastronómico que ha preparado Guillermo, envidia de cualquier restaurante con estrellas Michelín. Un delicioso arroz marinero acompañado con un ali oli hecho a mortero. A Rudi y Andrea se les escapa un "increíble" con cada bocado, mientras los pescadores siguen con asombro el placer que provoca cada plato en sus invitados, puesto que para ellos es su menú diario. Entre bromas, la pareja de austriacos explica que en sus travesías cogían un gran pez y durante tres días se lo iban comiendo acompañado de arroz; nada que ver con el exquisito manjar que les había preparado Guillermo con la ayuda de Fernando, un granadino, de familia de pescadores, que el azar trajo hace décadas a las aguas de Mallorca.

Pescaturismo Mallorca Selección del pescado durante las excursiones
Rudi se convirtió en todo un experto en seleccionar el pescado.
Los delfines rodean la embarcación mientras se izan por segunda vez la redes. Toda la tripulación y los dos invitados están listos para volver a la faena y clasificar de nuevo el pescado. Tienen por delante una hora de duro trabajo mientras el barco pone rumbo a Palma. La presencia de los delfines sirve de excusa para que surjan nuevas historias.

Pescaturismo Mallorca Los turistas disfrutan con las historias de los pescadores
Rudi y Andrea intercambian historias con Manolo, el patrón del barco.
Y entre estos seis experimentados marineros no podía faltar una historia de piratas. Esta vez son Andrea y Rudi los narradores mientras los pescadores escuchan con asombro. Cuentan que durante su vuelta al mundo uno de los momentos más peligroso que vivieron fue a la altura de Somalia. Navegaban por sus aguas cuando se encontraron con un grupo de piratas que se acercan a su velero y les preguntan si habían visto delfines. Los piratas estaban cazando delfines metralleta en mano. Los Kiener, desarmados y conscientes del riesgo que corrían, responden que sí y que ellos también los estaban cazando, dejándoles a entender así a los piratas somalíes que ellos también estaban armados. "Fue lo primero que se nos ocurrió decirles y debió de ser una buena respuesta porque nos dejaron marchar sin más preguntas", subraya Andrea. "Además el gobierno austriaco no paga rescates por lo que habríamos tenido un grave problema", concluye.

Pescaturismo Mallorca Los turistas en el puente de mando
Andrea y Rudi no pierden detalle de las maniobras desde el puente.
El Arnauimar enfila ya el puerto de Palma. Rudi y Andrea siguen las maniobras desde el puente de mando. Su interés en conocer cada segundo de la vida de los pescadores levanta la admiración de Manolo. No quieren acabar la excursión de Pescaturismo habiéndose quedado con alguna pregunta por hacer. Estas doce horas en las que estos seis auténticos hombres y mujeres de la mar han intercambiado historias y experiencias les parece a todos ello como si hubieran transcurrido en un suspiro.

Pescaturismo Mallorca Foto de familia al final de la excursión
Foto de familia de los turistas con los pescadores.
Llega el momento de la despedida. Entre Rudi, Andrea, Manolo, Guillermo, Juanito y Fernando se han creado unos lazos muy especiales, esos lazos que unen a los auténticos lobos de mar. Ahora sí que, casi diez años después, los Kiner puede decir que han completado la vuelta al mundo navegando... y pescando.

Pescaturismo Mallorca excursiones en barcos de pesca
Los turistas vivieron en primera persona la vida marinera.

2 comentarios:

  1. Se nota que fue una gran experiencia! Una aventura mas que contar para este matrimonio viajero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pescadores quedaron fascinados por las aventuras que han vivido. Son dos personas admirables.

      Eliminar