viernes, 18 de diciembre de 2015

¿Qué legado dejaremos a nuestros hijos?

¿Qué Mallorca queremos para nuestros hijos?
¿Qué Mallorca queremos para nuestros hijos?
Nuestros hijos pueden disfrutar hoy de la energía de una llampuga, del sabor de un raor o simplemente de ver bailar a los delfines. No dejemos que se convierta en un recuerdo para contar a sus nietos.

Estamos viendo, escuchando y leyendo mucho estos días sobre el cambio climático, ese concepto que ya creíamos caducado en la era del siglo pasado y que nos recordaba a Kioto. Hemos visto en redes sociales y medios de comunicación como se derriten los glaciares y nos ha vuelto la sensación preocupante que nos saca de nuestro confort de cada día. Algo está pasando, y es grave.
Puede subir hasta un metro el nivel del mar al tiempo que disminuye el número de especies marinas. Todos queremos hacer algo. Debemos.

Desde Pescaturismo Mallorca estamos firmemente comprometidos con la defensa del Medio Ambiente y pretendemos con nuestras excursiones en barcos de pesca contribuir a difundir la incomparable belleza de nuestra costa, con el fin de concienciar a todos de la necesidad de legar a las generaciones futuras este regalo de la naturaleza que tenemos el privilegio de disfrutar.

El último Manual de SEO/BirdLife de Buenas Prácticas Ambientales en Turismo Pesquero presentado ante la Fundación Biodiversidad del ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente explica con todo lujo de datos y detalles cuánto podemos hacer en España para proteger nuestro medio marítimo a la vez que apoyamos al sector pesquero. Un sector gravemente afectado por la crisis y la disminución de recursos. “Más población humana con mayor nivel de consumo y capacidad tecnológica está haciendo peligrar los recursos a lo largo del planeta, y con ellos los ecosistemas que los cobijan", “Con la modalidad de pesca turismo se facilita una herramienta que puede aportar beneficios complementarios al sector, valorizar su trabajo y su apuesta por la sostenibilidad, y, en consecuencia, por su propia perpetuación”.

Por otra parte, Marta Carreras, Bióloga marina, publica con Oceana un informe sobre los beneficios de la pesca turismo en las Islas Baleares, y enumera, entre otros, que disminuye el esfuerzo pesquero, pone en valor el patrimonio natural y los pescados menos comerciales (disminuyendo la presión sobre especies explotadas y fomentando la cocina tradicional), promueve la educación ambiental y favorece a los pescadores artesanales.

Estas dos Instituciones mundialmente reconocidas por su gran labor en defensa y protección del medio ambiente nos dan argumentos para creer que la responsabilidad social de las empresas no pasa por ser filantrópicos, sino por sumar esfuerzos para cambiar la tendencia del calentamiento global, y que la fuerza de las instituciones en el ámbito de sus competencias podría ser impulsar el turismo sostenible. Por último, cada uno de nosotros, podemos hacer millones de pequeñas cosas: respetemos las normas, las vedas  y los tamaños si somos aficionados a la pesca, los espacios protegidos, la posidonia, las playas y los vertidos de nuestra embarcación.

La actividad de pesca turismo despertará, poco a poco, muchas conciencias. Nuestro turismo en Baleares disfruta de sol y playa, y cada vez más de montaña e interior, pero si le abrimos las puertas del Mediterráneo, visitantes de todo el mundo verán con sus propios ojos la belleza de nuestro mar y el gran trabajo de nuestros pescadores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario